Polseguera – Vida grisa

Vinilo y digital | Noviembre 2019

Las afinidades, pilares que hasta ahora sustentaban la obra de Tomeu Mulet (Mallorca, 1987), alma materde Polseguera, se acabaron de derribar en marzo de 2018. Y es que los acontecimientos sucedidos desde la aparición de Sa Mata Escrita (Famèlic / Bubota / Discos Walden, 2017), el EP de presentación, el single digital Eco/Aiguavés (Famèlic, 2017) y la aparición de Vida Grisa (Bubota, 2019), su primer LP, tienen todos un denominador común: la pérdida, que hace que la realidad que creíamos asentada huya de cualquier tipo de control.

Vida Grisa es una naturaleza muerta creada a partir de una llaga emocional, la evocación de unos recuerdos que son bellos per se pero que ya no respiran: la juventud que queda atrás y abre paso a una rutina vacía de emociones (la auténtica Vida Grisa). La pérdida de la inocencia, a fuerza de presenciar cómo le cae la máscara (a menudo puesta por uno mismo) al entorno más cercano. Las relaciones, movidas por la cobardía y la envidia. La búsqueda, desesperada, de pertenecer a un círculo. Un campo de tierra quemada, donde las luces de la esperanza de ser querido se alejan de manera inevitable, ahogándose en la niebla.

La producción es sencilla, fruto de la angustia de tener que crear sin ayuda externa alguna, pero claramente referencial respecto a la estética sonora: Martin Hannett, Kevin Shields, la Minimal Wave y la filosofía “háztelo tú mismo” de los discos de Preoccupations, The Soft Moon o Ferran Palau se plasman en el claroscuro de una habitación de Barcelona, consiguiendo así un resultado frío pero que irradia humanidad.

Líricamente, el imaginario influido por poetas como Blai Bonet, Andreu Vidal o Antoni Bauçà (referentes establecidos de manera permanente desde hace años) se continúa expandiendo, abandonando el punto fantástico de referencias anteriores.

Después de más de 10 años haciendo música para huir de la soledad (a parte del proyecto que nos ocupa, Mulet es miembro de Beach Beach y de la banda que acompaña a Sergi Egea, además de haber formado parte de Der Ventilator y de Kana Kapila), Polseguera ha acabado transitando hacia el desmantelamiento de la formación original del grupo (que completaban Sergi Egea al bajo y Verónica Alonso, de Me and the Bees, a la batería), forzando así un replanteamiento conceptual de pura supervivencia. Así, Mulet ha pasado de liderar una banda a convertirse en músico de cámara, de trabajar las canciones en un local de ensayo a convertirse en productor de dormitorio.

Y es que en Vida Grisa la realidad no se distorsiona: se escapa de las manos.