Roig!

La veteranía es –y siempre será– un grado, y eso es lo que se percibe exactamente en el acabado de cada canción de Roig! Formados en el año 2011 de las cenizas de Red Ribbon, concentran en su ADN musical la huella de una de las canteras más prolíficas e insólitas de la escena insular: la de Manacor. Desde allí, autoeditaron dos discos, Roig! (2013) y Dhraa (2015), repletos de canciones memorables y venenosamente pegadizas: “Marat Safin”, “Margalida”, “Turista”, “Insulina i equinàcia”, “Polítiques semblants”, “Xanadú”… Sin darse cuenta, el gran potencial de su repertorio les permitiría romper la insularidad y merecería importantes elogios de músicos peninsulares como Natxo Tarrés, líder de Gossos: “Son un grupo a seguir: creativos, impresionantes”.

La voz de Simó Femenies, única y personal, sello característico de la banda, corona una propuesta sonora que, sin estar sometida a ninguna tendencia de moda, consigue gustar a todos los públicos: un pop-rock limpio y elegante, cargado de detalles y matices, que tanto bebe de influencias contemporáneas (Travis, Radiohead) como de la mejor tradición psicodélica de los sesenta (Beatles, Kaleidoscope) o del power-pop clásico (Big Star o Gigolo Aunts). Todo, además, con un inconfundible deje mediterráneo que ha provocado que, poco a poco, una parte del público haya entendido que son una de las bandas mejor posicionadas para relevar a los extintos Antònia Font.

Ganadores del Premi Joventut del concurso Sona 9 del 2015, grabaron en los Estudis Urban de Rafa Rigo, bajo la producción de Juanjo Tomás, su tercer trabajo, Souvenir (2017), un álbum enérgico y luminoso con el que, de nuevo, demuestran su alto potencial mediante pequeños himnos como “Groenlàndia”, “Mestre Hereba” o “Pudak 3000”.

Avalados por centenares de conciertos –algunos de ellos en capitales como Madrid o Valencia–, Roig! han dejado de ser la banda-insignia de Manacor para convertirse en lo que son hoy en día: una de las formaciones más originales y carismáticas de nuestro archipiélago.